ANIS: Conciliación de intereses entre informadores y comunicadores de la salud


Revista Española de Comunicación en Salud - RECS EISSN: 1989-9882, editada por el Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos. 2014; 5 (1): págs 24-26. Fecha de recepción: 28/03/2014 – Fecha de aceptación: 09/04/2014.
<https://e-revistas.uc3m.es/index.php/RECS/article/view/3351/2003>

ANIS: Conciliación de intereses entre informadores y comunicadores de la salud

ANIS: Conciliation of interests between health journalists and communication experts.

Pablo Martínez Segura
Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).

Resumen
La Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), nació el 24 de noviembre de 1994, en Madrid. Se trata de la asociación de prensa sectorial más grande de España, su sede central se encuentra en Madrid y cuenta con con delegaciones en Galicia, Asturias, País Vasco, Navarra, Aragón, Catalunya, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. Los objetivos de ANIS se dirigen a defender los derechos y proteger los intereses de los asociados en su quehacer profesional; impulsar la formación en aras de una mayor calidad de la información; representarles y velar por la ética profesional y el derecho a la información. Este artículo es el resultado de la intervención de ANIS en la I Conferencia Nacional de Comunicación en Salud que se celebró en Madrid el 28 de Noviembre de 2013.

Abstract
The National Association of Health Journalists (ANIS) was created on the 24th of November of 1994 in Madrid. ANIS is the biggest specialised press association in Spain, with the headquarters in Madrid and regional offices in Galicia, Asturias, País Vasco, Navarra, Aragón, Catalunya, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. The objectives of ANIS are addressed to look after the rights and protect the interests of the members in their profession, promote training to improve the quality of the information; represent them and promote the professional ethics and the rights to information. This article is the result of the ANIS presentation at the 1st Spanish Conference of Health Communication that was held in Madrid on the 28th November 2013.

La Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), nació el 24 de noviembre de 1994, en Madrid, en una cena a la que asistieron 40 periodistas e informadores que coincidían en la conveniencia de aglutinar en torno a una organización a todos los que desde diferentes puestos y responsabilidades intervienen en el proceso informativo sanitario.

Su inscripción en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior se produjo un año después, el 11 de diciembre de 1995, con el número 49.544.
Se trata de la asociación de prensa sectorial más grande de España, su sede central se encuentra en Madrid y cuenta con con delegaciones en Galicia, Asturias, País Vasco, Navarra, Aragón, Catalunya, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. Integrada en la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), es más numerosa que otras como las de periodistas económicos, deportivos o ambientales. En la actualidad ANIS cuenta con casi 600 asociados: periodistas especializados en salud de todo el país, con representantes de todos los soportes existentes (prensa, radio, televisión e internet) y pertenecientes tanto a la prensa generalista y especializada como de difusión nacional y local. También aglutina a los representantes de la comunicación de servicios y centros sanitarios, instituciones, entidades y empresas sanitarias, así como agencias de comunicación. Además de periodistas y comunicadores integran la asociación profesionales de todos los sectores sanitarios, como médicos, enfermeros o farmacéuticos que se encuentran profesionalmente vinculados a la información o la comunicación sobre salud y sanidad. Como asociación profesional no tiene ánimo de lucro.
Los objetivos de ANIS se dirigen a defender los derechos y proteger los intereses de los asociados en su quehacer profesional; impulsar la formación en aras de una mayor calidad de la información; representarles y velar por la ética profesional y el derecho a la información.
A través de su página Web (www.anisalud.com) mantiene en permanente actualización un servicio de agenda y de noticias alimentado por las actividades de los propios socios, un banco multimedia, un soporte documental de guías y dossieres, una bolsa de empleo y la oferta de cursos y becas específicos.
ANIS, representa a los informadores de la salud en todos los ámbitos de la vida social española. Así, desde hace 20 años, ha celebrado 9 congresos, ha organizado 10 cursos de especialización en información en salud, en colaboración la Universidad Complutense, e igualmente ha intervenido en la organización 3 máster de esta especialidad con la misma Universidad. Asimismo, ha participado en la organización, realización o presentación de más de 600 actos, jornadas, congresos, conferencias, ponencias, estudios y cursos, con el claro mensaje de ser un proyecto plural que pretende promocionar a los asociados el mayor volumen posible de información en beneficio de su trabajo profesional. Además, está representada a través de alguno de los miembros de su Junta Directiva en el jurado de 12 premios periodísticos.
En ocasiones, como en la desafortunada crisis mediática de la meningitis, ANIS alzó públicamente su voz para criticar a aquellos compañeros que contribuían a generar alarma social y en otras, como cuando en el Ministerio de Sanidad se produjeron filtraciones selectivas de información en detrimento de muchos medios, se criticó severamente al ministro responsable que se comprometió por escrito a que tal situación no volvería a repetirse.
En suma, hablar de ANIS es fundamentalmente referirse a una asociación viva, en evolución, que trata de mejorar el campo de la actuación profesional de sus miembros y que está obligatoriamente abierta al máximo nivel de relación con todas las estructuras del mundo de la salud y la sanidad.
ANIS se considera muy honrada por su participación en la Primera Conferencia Nacional de Comunicación en Salud, que organizada por el Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Facultad de de Humanidades, Comunicación y Documentación de la Universidad Carlos III de Madrid, se celebró el 28 de noviembre de 2013. La misma nos dio la oportunidad de participar, junto con la totalidad de agentes de la comunicación en salud de los ámbitos universitarios, de las sociedades científicas, la Administración y colectivos profesionales.
Nuestro objetivo en la citada Conferencia fue presentar la conciliación de intereses entre informadores y comunicadores de la salud.
El punto de partida fue abordar de manera sucinta una introducción a las relaciones entre dos especies diferentes, las organizaciones sanitarias y los medios de comunicación social. El primer reto consistió en poner las cosas en su sitio y adquirir una idea precisa de la penetración de los medios de comunicación social en España. La revisión de los últimos datos disponibles nos demostró el escaso impacto en la sociedad de los medios escritos, la división de la radio, y la total hegemonía de la televisión, que es seguida por un 89% de la población un promedio de 242 minutos diarios. Aun así, tampoco la televisión resulta decisiva en el segmento de la información sobre sanidad, puesto que los espacios dedicados a este área oscilan entre el 2 y 3% de la programación total.
Los profesionales sanitarios, por otra parte, tienen una amplia oferta de medios especializados, tantos, que la mayoría de ellos se consideran saturados y, dado el escaso tiempo del que disponen, les prestan una atención muy selectiva. No obstante, puede observarse que en el submundo de los gestores sanitarios frecuentemente se encienden alertas ante la profusión de informaciones sobre un determinado tema. Se trata de un error de percepción. Padecen una enfermedad conocida como “síndrome del recorte de prensa”; se trata de un ámbito de metacomunicación entre los propios gestores que no se da en el mundo real.
Conocido el territorio, abordamos la descripción de los periodistas, que ni son todos iguales ni tienen las mismas necesidades. Ello nos lleva a la conclusión de que, la mejor embarcación de instituciones o colectivos sanitarios para navegar en aguas infestadas de demandantes de información, es contar con un gabinete de prensa o de comunicación.

Para terminar, propusimos que la alternativa de la profesionalización, tanto de informadores como de organizaciones implicadas en la comunicación de la salud, constituye la opción que aporta mayores ventajas para atender la demanda social de comunicación fiable y de calidad en este ámbito. 

Comentarios